Borgoña Franco Condado

Bourgogne-Franche-Comté es un destino ideal para los amantes de la naturaleza y el patrimonio.

Entre terruño, viñedos y paisajes verdes, sus próximas vacaciones en Bourgogne-Franche-Comté será inolvidable.

Ciudades imperdibles en Bourgogne-Franche-Comté

Durante tu viaje descubriendo Borgoña-Franco Condado, no se pierda Besançon y el distrito de Boucle. Simplemente se encuentra en el corazón de un meandro del Doubs. En Dijon, las casas con entramado de madera son muy hermosas. Esta región también puede estar orgullosa del suntuoso patrimonio de Mâcon, Beaune, Auxerre, Nevers, Belfort o Dole.

Parajes naturales imperdibles

Entre Vosges-du-Sud, Jura y Borgoña, la naturaleza ofrece un espectáculo maravilloso. En Borgoña-Franco Condado, los parques naturales de Morvan, Haut-Jura, Ballon des Vosges y Doubs Horloger ... Pero también el parque forestal nacional, son tantos entornos naturales propicios para el descubrimiento. Las cuevas de Arcy-sur-Cure, las cascadas de Hérisson, el Saut du Doubs o Gouloux, o la Reculée des Planches atraen a los amantes de paisajes inolvidables. Las fuentes del Ain, el mirador de los cuatro lagos o la meseta de mil estanques también son excepcionales.

los lugares históricos emblemáticos de Bourgogne-Franche-Comté

En Borgoña Franco Condado, La UNESCO ha honrado varios sitios. La abadía cisterciense de Fontenay, el Priorato de Charité-sur-Loire, la Basílica y la colina de Vézelay... Pero también el Salinas reales de Arc-et-Senans o el viñedo de Borgoña y sus climas, son imprescindibles. Sin embargo, otros tesoros te esperan en este territorio. El Palacio de los Duques de Borgoña se descubre en Dijon. En Nevers, es la catedral y el Palacio Ducal los que se admiran. La ciudadela de Besançon es testigo de las batallas libradas bajo Luis XIV. No te pierdas tampoco el sitio de la famosa batalla de Alésia o el tesoro de Vix en Châtillon-sur-Seine.

Encontrar un camping