Corrèze

En Nueva Aquitania, Corrèze es un territorio salvaje y exótico, rico en descubrimientos y encuentros inolvidables.

Le esperan parajes naturales impresionantes, lugares insólitos, pueblos pintorescos, castillos medievales y deportes al aire libre durante tus próximas vacaciones en Corrèze.

Los imprescindibles del departamento de Corrèze

Durante una estancia en Corrèze, estilo de vida, tradiciones deportivas y culturales están en primer lugar en el programa de Brive-la-Gaillarde. Tras esta visita, no te pierdas ni un paso más al sur, en la Causse Corrézien y sus vastas extensiones de piedra caliza con paisajes áridos. En Corrèze, la meseta de Millevaches, es decir con mil fuentes, es también un sitio mágico, al igual que el valle de la Dordoña. En esta zona, también encontrará cinco de los pueblos más bellos de Francia. Collonges-la-Rouge, Curemonte, Saint-Robert, Ségur-le-Château y Turenne son pueblos magníficos con callejones y edificios maravillosamente conservados.

Sitios naturales notables

En Corrèze, la meseta de Millevaches es una tierra de leyendas, rica en sus fuentes y paisajes de turberas, ríos y bosques. El valle de Dordoña está clasificado como Reserva Mundial de la Biosfera de Francia por la UNESCO. Las profundas gargantas, presas y embalses ofrecen paisajes impresionantes. La Causse Corrézien, el valle de Vézère y lo maravilloso Cascadas de Gimel-les-Cascades también son lugares por descubrir.

Deportes al aire libre 

En la meseta de Millevaches, realice una caminata marcada por restos galo-romanos y cruces monumentales. Dentro el Pays de Tulle, déjate seducir por los deportes acuáticos en las gargantas de la Corrèze o Lago Bourmazel. ¡Canoa, remo, rafting, aquarando, wakeboard! Hay para todos los gustos y para todas las edades. Y por último, no dudes en subirte a una cuatrimoto para explorar los magníficos senderos que te esperan.

Sitios históricos

Corrèze tuvo un glorioso pasado medieval. Muchos castillos, mazmorras, torres almenadas y pueblos fortificados se pueden encontrar alrededor de los caminos rurales. Bort-les-Orgues, Moustier Ventadour, Saint-Geniez-O-Merle son escenarios excepcionales. Entre sitios emblemáticos de Corrèze, el canal de los monjes es sin duda el más singular. Más de 1,5 kilómetros, esta obra de arte del siglo XII construida por los monjes cistercienses de la abadía, antiguamente servía al monasterio, a los estanques y a los molinos.

Encontrar un camping